Categoría: Realejo

Strummer no Falla

 

•Dirigido a: estudiantes del Grado de Historia y Ciencias de la Música, estudiantes de los distintos grados de Educación, alumnos de conservatorios de música, profesionales en activo en el ámbito de la enseñanza musical y la interpretación, y en general a todos aquellos interesados en los contenidos del curso.
•Contenidos: en conmemoración del XV aniversario de la muerte de Joe Strummer, este taller se centra en el análisis de las músicas populares urbanas incidiendo en el sonido como materia base de esta música, la producción musical y la música en los medios audiovisuales.
•Fechas y lugar de celebración: del 20 al 22 de octubre en sesiones de mañana y tarde.
-Sede: Residencia Universitaria Carmen de la Victoria (Cuesta del Chapiz, 9).
•Número de horas: 30.
•Coordinador: Fernando Barrera (Universidad de Granada).
•Profesorado:
-Bob Davis (Leeds Becket).
-Franco Fabri (NIMIMS/Università Statale di Milano).
-Steve Parker (Leeds Becket).
-Sergio Lasuén (Conservatorio Superior de Música de Córdoba).
-Philip Tagg (Liverpool University).
•Tasas:
General: Inscripción 30 € y Matrícula: 110 €.
-Alumnado de universidades y conservatorios de música y danza públicos de toda España:Inscripción 30 € y Matrícula: 70€.
*Actividad gratuita para alumnos del programa de doctorado Historia y Artes (UGR).
*(Imprescindible acreditar la condición de alumno mediante el envío del certificado de matrícula o carta de pago correspondiente al curso académico 2016-2017).
•Plazas: 30.
•Selección de alumnos activos: las plazas se cubrirán por riguroso orden de recepción de solicitudes completas, incluyendo un currículum vítae que indique edad, procedencia y centro donde se han cursado estudios musicales.
•Plazo límite de inscripción: 6 de octubre.
Con la colaboración de:
-Net for including music in music studies (NIMIMS).
-Residencia Universitaria Carmen de la Victoria.
-Escuela Pública de formación cultural de Andalucía.Agencia Andaluza de Instituciones Cultura

 

A propósito del Nevada: En las tiendas del Realejo te llaman por tu nombre (Y tú les llamas por el suyo)

RealejoOK

Llevo veinte años viviendo en el barrio del Realejo de Granada porque hay mucho y bueno que me gusta. Hoy escribo apabullado por la inauguración del Centro Comercial Nevada, en Armilla, frente al PTS, con modelos femeninas, arzobispo de Granada, el presidente del Puerto de Motril, el árbol navideño más grande de Europa y fuegos artificiales para un espacio más dedicado al consumismo que crea puestos de trabajo a tutiplén. Esto último, hay que reconocer y aplaudir.

Entonces, pese a que hay productos culturales interesantes en la oferta del Centro Comercial Nevada, como los cines Kinépolis o la FNAC, un chollo de idea porque parece que vas a una librería lo que queda absolutamente cool pero realmente la peña va a comprar cacharrería multimedia y móviles y todo eso…. ¡Que me lío! Que digo que sí, que guay, que otro megacentro comercial que sumar a la oferta que ya rodea prácticamente la ciudad de Granada por todos los costados posibles.

La pregunta es, ¿qué hacemos con los comercios del centro? ¿Y con los de los barrios? Porque el comercio da vida al barrio y construye ciudad, la ciudad que queremos vivir con nuestros amigos, nuestras familias. Reflexionemos sobre este asunto.

Panoramica Realejo

El viernes pasado atardecía y saqué la cámara para tomar esta panorámica de la calle Molinos, eje central del Realejo. En el centro se ve la terraza del bar restaurante Papaupa, que se ha hecho un hueco en el corazón del barrio de la mano de Marga y Paco. No voy a hacer publicidad de ellos ahora, no la necesitan. Pero sí voy a contar que el pan se lo compran a la Conchi, a menos de dos pasos el uno del otro, y que les hacen bollos especiales de hamburguesa. Y que las frutas y las verduras y las hortalizas se las pillan a Del Pino, justo un poquito más allá. Y así, mayormente con todo. Compran en el barrio. Como Paco, del bar Molinos, que a diario le veo tirar con la motillo al Mercado de San Agustín a comprar pescadito fresco. No en vano, sigue teniendo uno de los mejores de toda la ciudad.

Pongo estos dos ejemplos, pero hay muchos más. Miguel, del Bar Candela, también compra el pan en la Conchi, se le ve a diario, sobre las once de la mañana, con un saco lleno de bollos de pan rumbo al bar para levantar la persiana, y su mítico jamón se lo compra a Diego, de Casa Diego, también a poquísimos metros el bar de la gran charcutería y carnicería.

R01OK

Son negocios del barrio que compran en el barrio. Por eso el Realejo está vivo y da gusto el ambientazo que tiene a diario, donde estudiantes universitarios se mezclan con maris y perroflautas, vecinos de viejo y de nuevo, y todo el mundo se saluda y comparte vivencias, con exquisita educación, cortesía vecinal, orgullo de barrio.

Me encontraba el otro día con Lola Boloix, presidenta de la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín, en la calle Molinos. Estaba de compras, “porque en mi barrio no hay nada, como no suba a Plaza Larga…”. Mal destino el de un barrio que se muere por dentro. Algo hay que hacer al respecto.

Mientras se abre el Centro Comercial Nevada y se une a esa Vía Láctea de grandes superficies que rodean el perímetro de la ciudad desde Pulianas hasta Armilla, yo sigo de momento haciendo mis compras en mi barrio. Y también el ocio, mis cañas y mis cenitas. Y si me apuras, algún día salgo del barrio y paseo por la ciudad, me pierdo en el Albaicín, el Zaidín o La Chana. Y ya puestos, iré al cine a algún centro comercial, que en la variedad está el gusto.

R02OK

Pero tengo que reconocer que me brota una sonrisa cuando Diego o su hermana, en la foto inferior en su comercio, rodeados de jamones y todo tipo de productos, me dicen: “Buenos días Señor Javi”. O el cariño que prestan a mi enano, Andrés, que ha aprendido a hacer la compra en todos los comercios del barrio. Y si le dejo solo y debate entre tal o cual pieza de carne, ya aparece, como el viernes pasado, Pablo de la sidrería asturiana El Trasgu, en el Campo del Príncipe, para recomendarle una buena hamburguesa de buey.

O Virginia, en su farmacia en la Plaza del Realejo, otra sonrisa mientras te sirve los medicamentos que te han recetado en el centro de salud del Campo del Príncipe. O del Bar Antonio, donde mi socio Alfonso posa con su amigo, el día que ganaron el premio a la mejor Cruz de Mayo, que nunca pone un solo impedimento y ya no es una sonrisa, es que le da alegría cuando entras a ver el partido de fútbol correspondiente.

O Luis, que pone a punto las bicis con otra sonrisa, y las engrasa, y te da consejos y te regala un candado y yo qué sé… siempre te saluda cuando te cruzas por el barrio. O Diego, en la Plaza Fortuny, probablemente el mejor ferretero del mundo, donde su ferretería es un microcosmos, una pandemia de artilugios de todo tipo.

Y todos te llaman por tu nombre. Y tal y como escribo hoy, yo también les llamo por el suyo. Y mi hijo también. Así que no necesitamos arzobispos, ni fuegos artificiales, ni presidentes del Puerto de Motril, ni modelos. Si eso, que venga Estrella Morente, que cantó en la inauguración del Nevada, que aquí se le quiere como se le quiere a su padre, siempre vivo en cada esquina de este barrio que es el suyo, el nuestro, el de todos.

20140116.- FOTOGRAFIA: GONZALEZ MOLERO SUPLEMENTO DE GASTRONOMIA.CASA DIEGO.
Virginia Ortega. 08-05-08. Argider

XXXX. Foto: Alfredo Aguilar

AMIGOS GRANADINOS DE CADEL EVANS, GANADOR DEL TOUR 2011. FOTO:ALFREDO AGUILAR

20151029. FOTOGRAFIA: GONZALEZ MOLERO. PLAZA FORTUNY.

El Realejo se va de procesión con los estudiantes de Arquitectura

INteracciona

El centro de salud logró que los vecinos del Realejo evitaron largos y complicados desplazamientos al Zaidín o al Camino de Ronda. El Teatro Alhambra fue la punta de lanza de la regeneración cultural del barrio y sirvió para ampliar su oferta de ocio. La inauguración este curso de la Escuela de Arquitectura en el Campo del Príncipe no sólo ha consolidado el despertar del Realejo sino que sus estudiantes y profesores quieren que se note también intelectualmente, creativamente, dejar impronta más allá del maldito parné.

El colectivo, con nombre con mezcla de logo y marca comercial, se bautizó como [IN]SOS y nace hace ya tres años «con intención crítica y divulgadora, para organizar encuentros de intercambio y experimentar con los procesos artísticos, arquitectónicos y urbanos». [IN]SOS se define como «un colectivo joven de arquitectas y urbanistas de Granada, especialmente preocupadas por las situaciones insostenibles de nuestro entorno profesional y cotidiano. Funcionamos de manera horizontal y nos basamos en el trabajo colaborativo». Puedes consultar su página en Facebook aquí.

Rutas[IN]Teracciona Realejo es un proyecto a largo plazo de encuentro y experimentación social, cultural y urbana que busca «la integración de los estudiantes que han llegado al histórico barrio Realejo con la reapertura de la Escuela de Arquitectura en el Campo del Príncipe, corazón urbano del barrio». En segundo lugar, «una buena convivencia entre vecinos, estudiantes y comerciantes evitando la mera explotación económica».

También pretenden «la auto-regeneración urbana y mejora del espacio público con modelos experimentales emergentes de urbanismo participativo». Por último, un gran objetivo es «la demanda de estas prácticas como salida profesional real y sostenible a nivel económico, legal y administrativo de los arquitectos y urbanistas». También tienen esta página web. Y este de aquí debajo es el programa:

Interacciona 02

Por todo ello, hacen un llamamiento «a los estudiantes de Arquitectura, vecinos y amantes del Realejo», en el que piden que se reserve este jueves día 29 de noviembre «para entrar a conocer la Escuela de Arquitectura y salir a redescubrir vuestro barrio, sus rincones, comercio local y oferta ocio-cultural. La actividad tendrá lugar, desde las 12 de la mañana, en la Escuela de Arquitectura del Campo del Príncipe y… ¡por todo el barrio Realejo!». Son lo que llaman «las #RutasdeBarrio».

Habrá programados conciertos, actividades especiales, ‘tours’ por el edificio, espacios de reflexión sobre la relación universidad-ciudad y ofertas para los asistentes en numerosos comercios locales. ¡La ruta la eliges tú! ¿Te animas?».

Será un buen día para ir de procesión cultural por el Realejo y buscar formas de mejorarlo entre todos los que allí viven.

Realejo: El carmen que perdió los favores

20151028. FOTOGRAFIA: GONZALEZ MOLERO. CARMEN DEL CRISTO DE LOS FAVORES.

-El Ayuntamiento revoca la licencia de hotel del establecimiento del Realejo y envía el informe a la fiscalía
-«No estaban autorizados a celebrar eventos con música. Se ha dejado sin efecto el permiso que tenían para la actividad hotelera por no ejercerla», dice la edil Telesfora Ruiz

El Carmen de los Favores, en el Realejo, ha cerrado sus puertas. La concejala responsable del equipo de gobierno del Partido Popular, Telesfora Ruiz, lo dejó claro en la junta municipal del distrito Centro del mes de octubre, ante las quejas y denuncias que los vecinos comunicaron: «Hoy he conocido ese expediente», empezó reconociendo, «que nos ha llegado por el Defensor del Pueblo Andaluz».

Ante las pruebas de cargo acumuladas, la propia edil reconoció que «habrá que ir a mayores, porque tiene expedientes disciplinarios abiertos». Ante las dudas de los vecinos congregados en el Salón de Comisiones de la Plaza del Carmen, zanjó Telesfora Ruiz las sombras con un contundente «todo lo que sea aplicar la ley se va a hacer. Si hay que cerrar y se puede cerrar, dentro de la norma. Se le aseguro. No hay ninguna flexibilidad. Y si hay motivos para clausurar, se hará».

Poco ha tardado la concejala en examinar el expediente del Carmen de los Favores y aplicar la ley. Confirmó a este periódico que «ni antes, ni ahora, estaban autorizados a celebrar eventos con música. Lo que se ha resuelto es dejar sin efecto la licencia que tenían para la actividad de hotel por no ejercerla y por no atender al cese de su actividad irregular».

LOS ANTECEDENTES
A continuación, la edil Telesfora Ruiz explicó que «en los antecedentes que constan en el Área de Medio Ambiente, Licencias, Salud y Consumo resulta que en el Carmen de Los Favores tenía la empresa solicitante una licencia para actividad de hotel».

Añadió que «existen denuncias de Policía Local y actas de las inspección municipal que constatan un reiterado incumplimiento de la actividad autorizada, ejerciendo otra de celebración de eventos con música».

Como consecuencia, «se abrieron tres expedientes sancionadores en el último año. Habiendo comprobado que, no obstante, continúan sin ejercer la actividad para la que obtuvieron licencia y que no cesa aquella para la que no tiene autorización, con fecha 6 de octubre de 2015 se ha dictado resolución por la que se deja sin efecto la licencia otorgada en su día para hotel».

No ha quedado aquí la acción municipal, ya que «ante los continuos incumplimientos, terminó la concejala Telesfora Ruiz, se ha dado traslado a la fiscalía de los procedimientos iniciados, a los efectos que considere oportunos».

DENUNCIAS VECINALES
En el transcurso de la junta municipal del distrito Centro, un portavoz de los vecinos afectados explicó que el Carmen de Los Favores tenía licencia de hotel y un aforo para 59 personas «que no incluía el uso de las terrazas, cuando todos los fines de semana hay bodas y las utilizan».

Recordó que hay un decreto con fecha del año pasado para la clausura de la música, «que no fue ejecutado hasta hace un mes por la Policía, y hemos tenido que aguantar esta situación desde 2009».

Por último, el portavoz vecinal explicó que, por ejemplo, el fin de semana del 26 al 28 de junio se celebraron dos bodas, «con unos trescientos invitados, según el parte de la Policía Local. Yotro tanto ocurrió en julio, con tres bodas más. Yla licencia es para 59 personas», insistió, «y es para hotel y no es para celebraciones y tiene un decreto que prohíbe la música».

Ante esta situación presentaron un escrito al Defensor del Pueblo Andaluz, que lo ha transmitido a su vez al Ayuntamiento de Granada, donde lo ha recibido la edil Telesfora Ruiz, lo que ha llevado a la pérdida de la licencia original y al cierre del Carmen de los Favores «por continuos incumplimientos».

LA DENUNCIA DEL PSOE
La concejala del PSOE de Granada María de Leyva exigió también en la junta de distrito Centro al equipo de gobierno que «asuma sus competencias» y compruebe los usos de la actividad que se desarrolla en el Carmen de Los Favores, «que cuenta con licencia hotelera, «aunque sólo se usa para celebrar eventos», tras hacerse eco de quejas vecinales por los ruidos.

Carmen de los Favores

EL ADIÓS DE LAS RESPONSABLES
«Nos marchamos del barrio injustamente tratadas»
Carolina Alguacil Gil, gerente del Carmen de los Favores, y Patricia Alguacil Gil, directora comercial, se han despedido en su página en Facebook de todos sus clientes y han resumido la experiencia y su punto de vista sobre esta cuestión.

En ningún momento mencionan el tema de las licencias. Bajo el título ‘Nuestro adiós’, recuerdan que «hemos fomentado el turismo, contratando transportes, hoteles, visitas culturales… creado muchos puestos de trabajo directos e indirectos, con empresas granadinas de reconocido prestigio, y de otras partes de España, siempre siendo respetuosas con nuestros vecinos y tratando de hacer bien nuestro trabajo».

«Hace unos meses, un grupo minoritario de vecinos de la misma calle Plegadero Alto, se pusieron en pie de guerra para echarnos, denunciándonos porque los clientes que venían les molestaban». «Sólo somos dos empresarias jóvenes que con ilusión iniciamos este proyecto, que injustamente tratadas nos marchamos de un barrio al que llegamos para quedarnos».

El Gato Gordo y Naranja que se mudó del Realejo a Manhattan

GG1 OK

El Gato Gordo y Naranja que vivía pintado en la fachada de una de las casas de la Cuesta del Realejo se ha mudado al corazón de Nueva York.

Granada no es precisamente el país de las maravillas para la vanguardia cultural y tiene que abrirse paso a duras penas en terrenos tan venturosos como el street art y los grafiti, el pop y la música independiente, el cómic o el compendio de locales diseminados por todos los barrios de la ciudad donde germina el espíritu de una cultura distante de la oficial que crea trabajo y esperanzas bajo la forma de microteatros, cuentacuentos, ludotecas infantiles, todo tipo de muestras y exposiciones y, en fin, conciertos, sesiones y recitales desenchufados a media luz que se ‘cuecen’ en sótanos y en azoteas a la luz de las vela bajo el influjo de cada luna llena.

El Gato Gordo es el paradigma de todas ellas. Una suerte de cooperativa basada en la economía compartida donde todos parecen salir ganando en un modelo que en el mundo occidental denominan ‘win-win’.

Donde ‘win’ en inglés es ganar y la aliteración implica que ganan las dos partes. Someramente y bajo contrato legal, un grupo de gente joven alquila un edificio en mal estado y se compromete a reformarlo a cambio de poder vivir en él durante un periodo de tiempo.

GG2 OK02

En el interior, todas las formas de nueva economía compartida y las modas se dan cita en una suerte de laboratorio social incomparable. Hay menúcompartido para la ‘familia’, hay gente que duerme en los sillones un par de días y retoma el camino, hay gente que se ayuda entre sí y conecta con otras fibras de la ciudad y, los jueves y viernes, hay acción cultural bajo la forma de microteatro, música, maquillaje, cabaret y lo que toque.

Las entradas se han reservado vía Facebook y, por supuesto, la entrada es gratis hasta completar aforo.

El resultado es que desde el otoño pasado, cuando comenzó el curso, siempre se ha llenado y mucha gente se ha quedado en la puerta sin poder ver el espectáculo.

GG3 OK01 OK

La guinda a este torrente creativo fue un grafiti que ocupaba toda la fachada de la casa de la Cuesta del Realejo.

Un Gato Gordo y Naranja que simbolizaba lo que sucedía puertas adentro.
Sin embargo, el Ayuntamiento, so pena de multa de 3.000 euros, ordenó que se cumpliera la ordenanza y que se repintara de blanco la fachada.

Así se ha hecho. Pero el grafitero El Niño de las Pinturas sorprendía a todos al publicar en Facebook una foto del gato naranja pintado en Manhattan donde, además, acaba de decorar la fachada de un hotel en el corazón del Soho de Nueva York, donde se ve al gato naranja muy enfadado sobre un busto de García Lorca.

Lo que no quiere Granada luce en Nueva York con todos los respetos.
Para pensar.

MÁS INFORMACIÓN
Hay un Gato Gordo y Naranja por los tejados del Realejo, sobre la casa compartiday su actividad y moradores (Leer el link en el blog Cableados)